fbpx

La Farmacogenética como presente en el tratamiento de las Enfermedades Mentales

La Farmacogenética como presente en el tratamiento de las Enfermedades Mentales

En el tratamiento de las enfermedades mentales es de consenso entre los profesionales que se requiere un tratamiento de base biológica (uso de psicofármacos), de unas intervenciones psicoterapéuticas, bien conductuales, cognitivas o dinámicas y una rehabilitación psicosocial, que generalmente se promueve desde la integración en grupos psicoterapéuticos expandiéndose a grupos sociales con aspectos lúdicos o altruistas. Todos estos aspectos de rehabilitación del enfermo psíquico a través de la psicoterapia están “muy trillados”(conocidos).

Por el contrario, desde el área biológica, para ayudar al paciente existen dos novedades, la primera son las técnicas de estimulación neurocognitivas cuando son necesarias, (se trata de determinados programas informáticos para desarrollar habilidades neurológicas muy específicas) como el caso del TDAH o deterioros cognitivos y segundo: el avance de la genética, que ha dado lugar a la denominada “psiquiatría personalizada”.

El test genético nos permite saber la respuesta más adecuada de un paciente a cuarenta psicofármacos en función del propio perfil genético y permite al clínico ajustar la dosis individual (metabolizadores lentos o rápidos), disminuir el riesgo de sufrir efectos secundarios (hipersensibilidad) y evitar cambios de medicación y si estos fuesen necesarios por la persistencia de la enfermedad (incapacidad de metabolizar un fármaco), sabemos que psicofármaco es el más correcto para cada paciente potenciando así la cura.

¿Cómo es posible?. Es sabido que la respuesta a los psicofármacos está condicionada genéticamente hasta 85%, siendo distinta en los distintos pacientes por ser personas genéticamente diferentes.

¿Dónde podemos beneficiarnos de este gran avance genético?: En el caso de trastorno por déficit de atención, en depresión resistente, en depresiones recidivantes, en trastornos de inestabilidad del ánimo, en pacientes hipermedicados, etc, y siempre que el paciente quiera saber el psicofármaco más adecuado. ¡Hurra por esta nueva y sencilla ayuda!, pues sólo se requiere 1 c.c. de saliva para efectuar el test y será de gran ayuda en el tratamiento de las enfermedades mentales.

Eutiquiana Toledo Ruíz, Psiquiatra

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar